Afrontar el TFG sin morir en el intento

El trabajo de Fin de Grado para todos los universitarios es el trabajo que más tiempo, dedicación y esfuerzo requiere en la carrera, ¿Cómo afrontarlo para asegurar el éxito con el menor estrés posible?

07 Marzo 2017

Conoce las claves para preparar el Trabajo de Fin de Grado (TFG) con el mínimo estrés posible

El punto clave es siempre la elección del tema. Aunque las posibilidades de elegir un tema determinado depende de la facultad y los estudios que hayas cursado, independientemente de que lo hayas sugerido tú o te lo hayan asignado, debes afrontar el tema con motivación. Obviamente si lo has sugerido tú este paso es fácil, pero si te lo han asignado, debes tener en cuenta que durante 4 meses vas a leer, investigar y proponer cosas relacionadas íntimamente con dicho tema, así que haz algo para que te ilusione.

¿Cómo ilusionarse? En primer lugar piensa que el Trabajo de Fin de Grado ha llegado a ser la carta de presentación para muchos alumnos a la hora de buscar trabajo. Por otro lado, el TFG te ayudará a profundizar en algún aspecto de tu carrera. Por último, en cuanto a la parte más técnica, gracias al trabajo de fin de carrera aprenderás de una forma práctica cómo realizar un trabajo escrito profesional en el futuro, cómo y dónde documentarte y cómo analizar y presentar la información.

Una vez elegido el tema, debes darte a conocer al tutor que dirigirá tu proyecto. A la primera tutoría es mejor ir con una idea clara sobre tu trabajo, hacia dónde quieres dirigirlo o más o menos cómo tenías pensado orientarlo, así sobre tu idea él podrá reorientarte y aconsejarte.

Claves para preparar el TFG- UCAM Online- Universidad a distancia

El siguiente punto de esa primera tutoría, es establecer un calendario de entregas, principalmente porque eso te obligará a tí a realizar el trabajo durante el cuatrimestre y por otra parte porque de esa forma tu tutor no tendrá que corregir todo tu trabajo de golpe. Así también evitarás tener que hacer muchas correcciones en el último momento a contrarreloj.

Lo normal, dependiendo de la disponibilidad del tutor, será tener 3 entregas o tutorías a lo largo del proyecto, así que es mejor que estructuréis el proyecto para saber el contenido de cada entrega. Después de esto entra en juego tu propio horario, se supone que el TFG es como una asignatura de la carrera a la que tienes que dedicar 3h o más semanales, fija en tu horario qué días y en qué momentos del día vas a dedicar tu tiempo al TFG.

Por último deberás hacer un planning donde fijes las tareas que vas a llevar a cabo en los distintos días que dediques a tu proyecto de fin de grado. Todos hemos experimentado que si no nos ponemos una fecha límite para las cosas, las vamos dejando siempre en un segundo plano. Por ejemplo, lo lógico es que los primeros días te dediques a recopilar información. Esta fase, si no se acota en el tiempo, puede alargarse demasiado y quitarte tiempo de la escritura o de las conclusiones.

Esta fase es la más importante porque esto te permitirá tener una rutina de trabajo, llevar las cosas al día y no dejar nada para el final. Lo creas o no, el 60% de tu éxito depende de esta fase de planificación y de su cumplimiento.