¿Cómo es la Universidad hoy?

La Universidad es la institución académica encargada de preparar a los futuros profesionales, de formar a los universitarios y darles todas las herramientas que van a necesitar en el mercado laboral. Conocemos la universidad pero ¿llega a todos sus alumnos?

14 Marzo 2017

Las instituciones académicas dan las herramientas necesarias para un buen desarrollo profesional del alumno

Según el último informe del Ministerio de Educación la Tasa de abandono de la universidad se sitúa en el 19% y la de cambio de carrera en un 7,2%. La principal causa de éste fenómeno es la falta de motivación por parte de los alumnos por su futuro laboral. En un reciente artículo el portal del periódico El Mundo Fcinco da algunas pinceladas sobre la vida de los universitarios y deja entrever que la Universidad se ha convertido en una prolongación del bachillerato, donde los alumnos están poco preparados y maduros para entrar en el sistema y donde la institución tampoco les facilita o les proporciona la base que necesitan, porque los profesores no llegan a todos los alumnos.

Para poder entender cómo funciona la educación superior, tenemos que mirar con qué alumnos se encuentran los profesores en las aulas. Hoy en día es frecuente ver, por un lado, a personas que han decidido retomar los estudios que un día abandonaron o a los que un día no pudieron acceder y que son mayores de 25 años, con una experiencia laboral y con un hábito de estudio casi olvidado o a quienes la base que se aprende en el instituto se les ha quedado atrás y necesitan hacer un mayor esfuerzo a la hora de estudiar. Por otro lado encontramos a los universitarios que han finalizado el bachillerato y que directamente han entrado en las aulas de la universidad. Para éstos la dificultad reside en el salto entre el instituto y la enseñanza en la universidad, tanto en exigencia como en la dificultad de la materia. Además no podemos olvidar a los estudiantes extranjeros, que participan en programas de estudio Erasmus y que a pesar de estar en las aulas por un periodo de tiempo corto, reciben las mismas clases y se les tiene que evaluar igual que al resto.

Tanta desigualdad provoca, tal y como destaca el portal de El Mundo, que los profesores y la institución académica no lleguen a atender bien a todos los alumnos, ya que en las clases hay gente que no sigue el hilo y otros que se aburren. Como consecuencia también encontramos que a los más jóvenes pasar los primeros cursos les resulte complicado y que por tanto los padres no dejen de estar encima preocupados por el estudio y resultados de sus hijos, como si siguieran en el instituto y no acabaran de dejarles asumir su responsabilidad.

Para evitar esto, la UCAM procura que sus clases sean reducidas, para que la interacción entre el profesor y los alumnos y que la participación activa de éstos últimos sea más sencilla. Además, desde el inicio de su actividad académica, puso a disposición del alumno la figura del Tutor, quien le acompañará a lo largo de toda la carrera y le proporcionará la ayuda y orientación que necesite en sus estudios. Por último, si hay algo que destacan todos los alumnos extranjeros o nacionales que han pasado por la UCAM, es la cercanía, accesibilidad y disponibilidad de los profesores para resolverles las dudas que tengan de las asignaturas, incluso fuera del horario de las clases.