¿Cómo memorizar antes, más y mejor?

En épocas de exámenes la cantidad de información que debemos analizar es amplia y muchas veces nos encontramos con la imposibilidad de recordar toda la información. ¿qué podemos hacer?

02 Febrero 2017

Trucos para memorizar tus asignaturas a largo plazo

Se inaugura una nueva época de exámenes y todo el mundo busca fórmulas mágicas para tener éxito los exámenes. Para cualquier estudiante la tarea de memorizar es la clave al estudiar muchas asignaturas t por tanto es importante saber cómo llevar a cabo esta tarea, para no caer en el error de olvidar la materia tan pronto como la hemos estudiado.

Aquí os dejamos algunos consejos que pueden ser útiles, aunque siempre depende de la asignatura, del tipo de examen (si es test o de desarrollo) y del tipo de memoria que tengas (visual o auditiva). En cualquier caso vamos a dar consejos generales, tú puedes hacer aquello que más te ayude.

  1. Estructurar la información, entender cómo está dividida la asignatura y la dirección que tiene. Esto es importante para entender de forma global toda la materia, si no la entendemos difícilmente podremos memorizar a largo plazo o saber todo lo que hay que poner en una pregunta del examen. Para estructurar la asignatura puedes hacer un resumen o esquema de cada tema.
  2. Cuidar el descanso, nuestro cerebro necesita desconectar, estar fresco para concentrarse y rendir eficazmente. Cuando dormimos poco es cuando retenemos menos información y las horas de estudio se hacen muy largas.
  3. A la hora de estudiar materias sobre procesos paralelos o una serie de sucesos de causa y efecto, hay que buscar la estructura común entre ellos y tener muy claras las diferencias. Este tipo de materias son las favoritas en los examen de tipo test y suelen caer en preguntas en las que descartar es muy difícil. Veámoslo con un ejemplo:
    En una asignatura de psicología hay que diferenciar entre emoción, sentimiento o afecto y pasión. Al mirar las tres definiciones se puede ver que tienen un patrón, origen, duración de la reacción y causa. Estas 3 cosas se diferencian las unas de las otras y son las que tienes que memorizar para saber describir cada una sin confundirte. Además suele ocurrir que alguna es lo contrario de otra, así que a veces con estudiarte una es fácil acordarse de todas las demás.
  4. Si lo que te tienes que memorizar son listas o muchos nombres como pasa en asignaturas relacionadas con la rama de la salud, lo mejor son las reglas mnemotécnicas. Estas reglas pueden abarcar desde siglas que formen palabras creativas (a partir de una lista de palabras), frases originales (muy útil para fórmulas, formar frases con sentido con las letras de la fórmula) o canciones (para conjuntos de palabras y definiciones).
  5. Por último para materias muy extensas, lo mejor que puedes hacer es ser capaz de explicárselo a alguien como si tú fueras el profesor. Éste es un método muy efectivo para la memoria, ya que a largo plazo se retiene casi el 90% de toda la materia.