¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

Como todos los años, en el último fin de semana de octubre, los relojes se ajustan al nuevo horario de otoño/invierno, a las 3:00 horas de la madrugada serán las 2:00 horas. Muchas personas se ven afectadas por estos cambios, sobre todo los niños y los más mayores. A continuación os dejamos una serie de consejos para sobrellevar mejor este cambio.

26 Octubre 2017

¡El cambio de hora ya está aquí!

Llega el momento, este domingo se atrasa el reloj. Por este motivo muchos son los que afirman que este hecho afecta negativamente a su “reloj rutinario”. Muchos cuerpos se ven afectados y pueden notar alteraciones en el sueño, cambios en el estado de ánimo, incluso, en los hábitos alimenticios. Con el cambio de hora, también, se pueden sufrir síntomas reducidos del jet lag; por ejemplo, suele costar más recordar cosas, existe más riesgo de padecer dolores de cabeza, las personas suelen concentrarse menos en sus actividades cotidianas e incluso se puede llegar a complicar la toma de decisiones en determinados casos.

Algunas personas se podrían sentir cansadas durante unos días, por eso, los expertos recomiendan no modificar drásticamente la rutina, sobre todo, las horas de sueño. Para poder soportar mejor el cambio de hora se recomienda:

  • Hacer un desayuno fuerte: la noche será más larga, ya que se duerme una hora más, por lo tanto, el hambre será más fuerte al despertarse. El desayuno es la comida más importante del día, por eso, se recomienda hacerlo siempre y de forma abundante, pero con alimentos saludables.
  • Es importante evitar la siesta durante unos días: el cuerpo se tiene que adaptar al nuevo ciclo de sueño y para ello es importante no hacerla para poder descansar correctamente por la noche.
  • Hacer ejercicio físico durante el día. Esto te permitirá conciliar el sueño y descansar en la noche, aunque es recomendable hacerlo durante las primeras horas del día.

  • No se recomienda ingerir bebidas que afecten al sueño: Para poder descansar plácidamente es importante evitar las bebidas como el alcohol, el té, o cualquiera que tenga cafeína. Del mismo modo se debe evitar tomar medicamentos a no ser que estén recetados por el médico.
  • La cena tiene que ser ligera: esto es importante para conciliar el sueño rápidamente.

Estos consejos te ayudarán a notar lo menos posible el cambio de hora. Pero si lo piensas de esta manera… ¡tenemos una hora más para dormir!.