¿Cómo preparar los exámenes de septiembre?

Ya estamos a finales de agosto y comienza la cuenta atrás para los exámenes de septiembre. Es momento de ponerse serios y dedicar parte del día a estudiar si se quieren aprobar todas las asignaturas. Desanimarse no sirve de nada, ¡coge el toro por los cuernos y ve a por todas!

28 Agosto 2018

¡Los exámenes ya están aquí!

 

Las vacaciones están a punto de terminar y los exámenes de septiembre están a la vuelta de la esquina. Hay que aprovechar las segundas oportunidades para centrarse y pensar en cómo aprobar las asignaturas que quedan. El verano no es la mejor época del año para estudiar pero ahora hay que sacar fuerza y carácter para obtener los mejores resultados. A continuación te vamos a dar una serie de consejos para que logres buenas calificaciones, aunque lo mejor en estos casos es ser positivo y esmerarse al máximo.

  • Motívate y dedica una parte del día a estudiar. Crea un hábito de estudio y fortalécelo para que se haga más llevadero. Si tienes más de una asignatura y las quieres aprobar todas, tienes que crear un calendario para organizar el tiempo que vas a dedicar a cada una de ellas, independientemente de que sea más fácil o te guste más.
  • Busca tu lugar de estudio alejado de distracciones para conseguir la máxima tranquilidad y ten cerca todo lo necesario para que no tengas que levantarte. Muchos son los que consideran que estudiar las primeras horas de la mañana es mucho mejor para la concentración, además de esta forma tendrás el resto del día libre.
  • Estudia de verdad y no hagas el vago: Aprovechar el tiempo al máximo significa centrarse y no dedicar las horas de estudio a distracciones. No te engañes a ti mismo pensando que estás estudiando de verdad cuando realmente no es así. De esta forma lo único que conseguirás será suspender.
  • Elabora la estrategia de estudio que mejor se adapte a tus necesidades. ¿Cuáles son los objetivos del profesor con esta asignatura? Una vez contestada esta pregunta llega el momento de elaborar los apuntes, teniendo en cuenta que deben estar personalizados y adaptados a cada persona en particular.
  • ¡Di adiós a las inseguridades! Llenar tu mente de miedos no sirve para nada. Vamos a dejar las tonterías a un lado y a empezar a estudiar en serio. Con trabajo y esfuerzo se puede conseguir todo lo que nos propongamos, por eso no debemos ser nosotros mismos los que nos pongamos piedras en el camino.

Aquí tenéis algunas recomendaciones que te facilitarán el estudio. Recuerda que el verano es muy largo y hay tiempo para todo, pero ya se aproximan los exámenes y es momento de centrar la cabeza e ir a por todas en Septiembre.