¿Cómo prepararte los exámenes a contrarreloj?

Los exámenes están “a la vuelta de la esquina” y pensabas que durante las navidades tenías todo el tiempo del mundo para estudiar, pero no ha sido así. “Tengo tiempo de sobra”, “ya no dejo nada para última hora”... estas y otras frases son las que se suelen decir pero… ¡ya no queda tiempo!, aquí te dejamos algunos consejos que te servirán para incrementar las posibilidades de aprobar.

09 Enero 2018

¡No vale rendirse!

 

Se acerca la época de exámenes y lo habitual en estos casos es empezar con tiempo para prepararte y tener éxito, pero… a muchos les “pilla el toro”. Comienzan los nervios, el estrés y los agobios porque no da tiempo y los exámenes están a la vuelta de la esquina. ¿Qué se puede hacer en estos casos?, ¿hay algún método?; a continuación te dejamos unas pautas que te ayudarán si no sabes qué hacer en esta situación.

  • Apaga el móvil: hoy en día, el uso del teléfono móvil es una de las distracciones más frecuentes en los estudiantes. Whatsapp, Instagram, Facebook… ¡Fuera!, toca concentrarse al máximo y dejar todas estas aplicaciones para luego.
  • Subraya solo lo importante: Olvídate de leerlo todo y centra tu mente en lo más importante. Subraya las palabras o ideas fundamentales y ve anotándolas en un papel. Esto te ayudará a recordar con mayor facilidad.
  • Fíjate objetivos muy concretos a corto plazo: Lo ideal es que practiques la técnica Pomodoro. Esta consiste en estudiar intensamente durante 25 minutos y hacer un descanso de pocos minutos, entre 4 y 5, una vez que realizas 4 pomodoros haces un descanso largo entre 20 y 30 minutos.
  • Céntrate en las tres primeras ideas y las tres últimas: En estos párrafos suelen estar las ideas más importantes, por lo tanto céntrate en ellos y no pierdas el tiempo que es precisamente lo que no sobra.
  • Deja a un lado el redbull, los cafés y todas aquellas sustancias que te puedan alterar. Lo único que conseguirás consumiéndolas será disminuir la concentración y ponerte nervioso.
  • Es muy importante que duermas 8 horas y descanses correctamente. El cuerpo estará listo para que vuelvas a concentrarte lo máximo posible y des lo mejor de ti.
  • Por último, no te olvides de ser positivo. Nuestra mente tiene que permanecer activa y cuanto más positivos seamos mejor. No vale caer en el “yo no puedo”, “esto es muy difícil”, “no me da tiempo”. Esto solo traerá negatividad y te impedirá avanzar.

Una vez aplicados estos consejos solo te queda confiar en ti mismo, seguro que tienes más conocimientos de los que crees. Ve seguro a hacer los exámenes y no tengas miedo, te saldrán mejor de lo que esperas. ¡Tener miedo no es una opción!