¿Cómo tomar buenos apuntes?

Tomar apuntes resultará aburrido, pero sin ellos no se consiguen buenas notas. Una vez que te acostumbres es una técnica estupenda para memorizar, entender y retener información.

04 Octubre 2018

¡Consigue lo mejor!

Volver a la universidad para empezar un nuevo curso significa escuchar las clases virtuales, tomar nuevos apuntes, estudiar y enfrentarse a los exámenes. Muchos estudiantes tienen dificultades para ponerse frente al ordenador y empezar a tomar apuntes, pero son necesarios si se quieren conseguir buenos resultados. A continuación te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a conseguirlos.

  • Escribe las ideas principales. En primer lugar, copia la idea central que el profesor subraya. A partir de ahí no hace falta que copies todo tal cual, lo importante es que te quedes con la idea y la redactes con tus palabras. Si ves que te aclaras mejor, utiliza abreviaturas y hazlo fácil para ti.
  • Los títulos tienen que estar claros. Divide bien los apuntes dejando los títulos claros. Además, la organización es mucho mejor, así como la experiencia visual.
  • Utiliza subrayadores. Con ellos tienes que resaltar las palabras más importantes, las ideas principales que harán que te acuerdes de todo lo demás. Lo que el profesor repite mucho hay que subrayarlo de un color diferente al resto para indicar que tiene más posibilidades de salir en el examen.
  • Siempre que sea posible incluye recursos visuales. Utilizar esquemas, gráficos, dibujos… que te ayuden a comprender mejor lo que estás escribiendo, resaltando lo más importante para que tu cabeza lo entienda con un simple vistazo.
  • Lo ideal sería que una vez terminados los revises para ver si hay errores o si se pueden mejorar. De esta forma entenderás mejor el tema que se ha tratado y lo interiorizarás de tal manera que te costará menos estudiarlo. Recuerda que tienes que numerar las hojas para que no se te extravíen y la organización sea buena.

Con estos consejos conseguirás que tus apuntes estén listos para estudiarlos y ver los resultados en los exámenes. Recuerda que tienes que organizar la información según tu criterio para que te identifiquen y los entiendas a la perfección.