Consejos para optimizar el tiempo de estudio

Muchos tienen la sensación de terminar el día y no haber aprovechado el tiempo. Por eso, para conseguir el equilibrio perfecto entre el ocio y los estudios es necesario gestionar el tiempo adecuadamente.

13 Septiembre 2018

¡No malgastes el tiempo!

 

En numerosas ocasiones nos preguntamos; ¿por qué he suspendido el examen?, ¿por qué una nota tan baja si he estudiado?... A veces no solo sirve sentarse delante de los apuntes, sino que hay que organizarse. Si queremos conseguir el máximo e ir a por todas es fundamental sacar productividad a nuestro tiempo de estudio.

Es evidente que para dar el 100% hay que vencer a la pereza, una de las principales barreras que frenan a nuestros estudiantes a la hora de hincar codos. Para ello es imprescindible ser constante y convertirlo en parte de tu vida. A continuación te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a aprovechar mejor el tiempo de estudio.

  • En primer lugar hay que ser disciplinado en los estudios. No se puede dejar todo para última hora porque así lo único que se conseguirá será la aparición de agobio y estrés. Del mismo modo hay que dejar a un lado las redes sociales porque estamos perdiendo un tiempo muy valioso. Para rendir más hay que tener autodisciplina y aprovechar el tiempo de estudio sin despistes.
  • Aprende a organizarte elaborando un calendario de estudio. Resulta necesario que en él se reflejen los tiempos de estudio, descansos… Así seremos más precisos, constantes y le sacaremos rentabilidad al tiempo.
  • Fuera el estrés y la sobrecarga de trabajo. Para que esto no pase hay que establecer unos objetivos concretos y el tiempo oportuno para conseguirlos. Es un punto importante porque cuando psicológicamente se sobrecarga el cerebro, la productividad baja impidiendo conseguir nuestros verdaderos objetivos. Además, las personas necesitan tiempo para procesar y asimilar la información que nuestro cerebro retiene al estudiar.
  • Hacer descansos también es importante. Para sacar la mayor productividad en los estudios hay que hacer pausas. El cerebro es capaz de mantener la atención un cierto tiempo y después lo que estudiamos es en vano porque no se asimila. Por eso, te recomendamos que hagas ciertas pausas cada hora u hora y media durante 10-15 minutos.

Estos consejos te ayudarán a dar lo mejor de ti y cumplir tus objetivos con eficacia. Obtén la mayor productividad en menos tiempo haciendo un poco más de sacrificio que verás reflejado en los resultados.