Consejos para sobrellevar el estrés en el trabajo

Todo el mundo en algún momento de su vida ha padecido estrés por trabajo o estudios. Tener sensación de agobio moderado siempre es bueno para estar motivado y con ganas de seguir creciendo. El problema viene cuando esa sensación se intensifica y llega a un punto de estrés no controlado.

27 Febrero 2018

¡Tómate un respiro!

 

Hoy en día no es extraño que a las consultas de los psicólogos lleguen casos relacionados con tensiones y preocupaciones relacionadas con el puesto de trabajo. El estrés laboral viene dado principalmente por la falta de apoyo de los jefes, sobrecarga de trabajo, falta de motivación si tus labores no implican retos... entre otras. Si éste se vuelve rutinario puede ser muy perjudicial para la salud. Para sobrellevarlo te dejamos una serie de consejos.

¿Qué es lo que te estresa en el trabajo? Anota en una libreta durante una o dos semanas todas aquellas situaciones que te provocan estrés. En esa misma libreta analiza cómo ha ido el día, el ambiente, sentimientos, emociones y qué sueles hacer en las situaciones de agobio.

¿Cómo responder ante situaciones de estrés? Hay mucha gente que tras sufrir agobio toma comida poco saludable o empieza a fumar. Lo ideal sería hacer deporte para liberar adrenalina y sentirte mejor contigo mismo. Del mismo modo puedes despejar tu mente con aficiones o hobbies que tengas. Recuerda que tienes que dejar tiempo libre para satisfacer tus necesidades de ocio. Descansar es fundamental para disminuir estas sensaciones y para ello tienes que crear un hábito de descanso de 8 horas al día.

Disfruta de tu tiempo libre y no estés pendiente del móvil. Cuando se termina la jornada laboral tienes que aprovechar el tiempo que tienes para tí. Aléjate de las redes sociales y todo aquello que te impida disfrutar de tus horas libres. Hoy en día las redes sociales te permiten estar activo las 24 horas del día y esto es un error porque no se descansa y siempre estás en tensión pendiente de todo lo que ocurre a tu alrededor.

Dedícate tiempo y relájate. Para recuperarnos del cansancio laboral tenemos que tener tiempo para nosotros y volver a la rutina anterior al estrés. Una vez que han terminado tus horas de trabajo tienes que desconectar y olvidarte de todo para volver preparado, con ganas y ofreciendo la mejor versión de ti mismo. La meditación y los ejercicios de respiración te ayudarán a liberar tensiones.

Habla con el jefe. Si tienes problemas en el trabajo que te provocan estrés habla con tu jefe. Él querrá que te sientas bien para que ofrezcas lo mejor de ti laboralmente. Entabla una conversación adecuada con él pero no un listado de quejas, simplemente coméntale la situación para que él sepa cómo te sientes e intente ponerle solución a los problemas que te hayan llevado a ella.

Aplicar todos estos consejos te servirán para volver a tomar las riendas de tu vida. Evita a toda costa el estrés y si consideras que todo esto no sirve de nada ve a un psicólogo para que te ayude a solventar este problema. ¡Respira hondo y a por todas!