Las claves de los buenos apuntes

¿Coger apuntes es un pérdida de tiempo? La respuesta correcta es ¡no!, tener buenos apuntes te facilitará en el futuro el estudio de muchas asignaturas, pero para ello deberás tener en tu mano las claves que convierten tus notas de clase en material de calidad para memorizarlo.
 

22 Noviembre 2016

Claves para tener unos buenos apuntes

En la universidad y en mayor medida en la Univerisad Online la cantidad de bibliografía y recursos que tenemos para preparar una asignatura es muy extensa y para ello necesitamos tener buenos apuntes que nos resuman la materia sin que falte ninguna idea principal e importante.

En la cabeza de algunos estudiantes ronda la idea de que coger apuntes o dedicar parte de su estudio a esa tarea es una pérdida de tiempo, sin embargo cuando se acerca la fecha del examen piden notas y resúmenes a los demás compañeros. ¿Por qué? Porque el temario es denso y necesitamos estructurar, resumir y memorizar toda la información de la manera más sencilla y rápida y esto es lo que nos permiten los apuntes. Si tomamos notas en clase, estamos más atentos, no perdemos el hilo de los temas y podemos complementar el libro base con anotaciones del profesor, destacar las ideas principales y eliminar detalles que no sean materia de examen. Además, al hacer esto de forma personalizada, memorizar es más fácil porque nos hemos ahorrado muchas horas de estudio en clase. Con todo esto podemos decir que la clave principal de unos buenos apuntes es que han de ser tuyos, aunque los hayas obtenido de otra persona, es aconsejable hacer tus propios apuntes a partir de los mismos.

  1. Escucha de manera activa: no tomes notas como si fueras un ordenador, si no que hay que intentar comprender lo que el profesor dice y apuntar sólo las ideas principales con algunas anotaciones que sirvan para entenderla. Si no entiendes alguna cuestión siempre puedes preguntar al profesor o al tutor personal.
  2. Utiliza frases cortas y abreviaturas para recopilar toda la información sin perder el hilo o agobiarte por falta de tiempo, ya que lo que no apuntes es posible que no lo recuerdes.
  3. Ordena visualmente tus apuntes, así de un vistazo sabrás cómo está estructurado el tema y después será más sencillo hacer un esquema. Para ello, utiliza un color distinto para el título de un tema general, para el título de cada subtema y para el texto.
  4. Subraya las ideas principales después de clase: al terminar la explicación, aún tienes fresca la memoria con todo lo que ha dicho el profesor, es bueno que destaques las ideas principales y así separarlas de las anotaciones adicionales. Si lo haces durante las clases puede quitarte tiempo de prestar atención.
  5. Realiza un esquema o resumen al finalizar con un tema, para memorizarlo más adelante.

Cómo conseguir buenos apuntes en la universidad