Métodos para organizar el tiempo en épocas de exámenes

¿Alguna vez te has preguntado cómo podrías aprovechar mejor el tiempo de estudio?. Dedica unos momentos a reflexionar y pensar si lo estás haciendo bien y si estás rindiendo al máximo. Es muy importante que sepas que sentarse en una silla y mirar el libro no es estudiar, ya que para memorizar se requiere mucha concentración. A continuación te damos una serie de pautas para optimizar tu rendimiento.

30 Enero 2018

Organiza el tiempo, ¡fuera agobios!

 

Disminuir el estrés de los exámenes es fundamental y por eso es necesario organizarse. Cada alumno se distribuye las materias a su manera, pero si se quiere dar lo mejor de uno mismo es importante seguir una serie de reglas que son comunes para todos. Lograr el máximo rendimiento en estas épocas no es nada fácil, por eso hay que tener en cuenta algunos consejos y métodos que te damos a continuación.

  • Paso 1: Infórmate de todo acerca de las asignaturas que tengas exámenes. Métete en las guías docentes, programas, pregunta a los profesores… De esta forma lo tendrás todo claro para organizarte mejor.
  • Paso 2: Distribuye el tiempo. Es muy importante que reserves las horas de comida, deporte y descanso. En las horas restantes tienes que contar el tiempo real de estudio, no se recomiendan más de 8 horas diarias. Una vez que has organizado esta parte, tienes que distribuir estas horas entre las distintas asignaturas. Las más complicadas requerirán más tiempo, así como aquellos exámenes que influyen más en la nota final.
  • Paso 3: Es importante que repases siempre lo que estudiaste el día anterior y el resto del tiempo de estudio lo dediques a aprender lo que falta.
  • Paso 4: Horario personalizado. Tienes que elaborar tu propio horario, adaptado a ti. Organiza todas las horas del día; comidas, deporte, actividades de ocio, estudio... para que con un simple vistazo te hagas una idea de la cantidad de horas que estudias y lo que te queda por aprender. Tienes que ser sincero contigo mismo y hacer un horario acorde a tus facilidades y dificultades.
  • Paso 5: Horas de estudio. Los momentos cumbre de concentración de cada persona son distintos. Unos aprovechan más las mañanas, otros las tardes y algunos las noches. Por eso tienes que tener en cuenta que las horas más fuertes de estudio tienen que ser en esos momentos. Te recomendamos entre una hora y media y dos horas de concentración máxima sin ningún tipo de objeto o aparato tecnológico que te pueda distraer y después hagas pausas de 15 minutos.
  • Paso 6: No empolles nada las horas previas al examen. La información que trates de estudiar en esos momentos es muy poco probable que tu mente la retenga. Lo único que te producirá será estrés y nervios. Invierte ese tiempo en relajarte y estar tranquilo. No merece la pena intentar memorizar algo que lo único que conseguirá será crearte confusión.

Todos estos pasos te ayudarán a mejorar tu organización y conseguir el mejor resultado en tus exámenes de la UCAM. Da la mejor versión de ti mismo y ve a por todas, ¡suerte!.