Todo lo que necesitas saber para pasar tu verano en el extranjero

Aprender un idioma, empaparte de otra cultura y vivir una experiencia nueva... todo ello lo puedes adquirir si viajas al extranjero durante las vacaciones. Aquí te contamos todo lo que necesitas saber para preparar tu viaje y que no te falte nada.

20 Julio 2017

Viajar al extranjero posee muchas ventajas... ¿quieres saber cuáles?

Hacer una estancia en el extranjero, bien sea por estudios o por viaje de ocio, exige un esfuerzo económico para nuestros bolsillos, pero no hay que mirar el precio como un coste sino como una inversión a largo plazo, ya que la experiencia de viajar y estar en contacto con otras personas, cultura e idioma aportan muchos beneficios a nuestra personalidad y a nuestra forma de ver las cosas

Además, estar en otro país por un tiempo determinado mejora nuestro currículum y nos proporciona un mejor perfil a ojos de los reclutadores. Por eso, si tienes la oportunidad de hacerlo, no lo pienses mucho y lánzate a esta aventura.

En primer lugar es necesario saber cuánto tiempo va a durar la estancia. Ese tiempo estará condicionado por el presupuesto, los objetivos de la estancia y el motivo de tu visita. Se puede viajar por muchos motivos para aprender idiomas, para trabajar o para hacer turismo.

Una vez que hemos elegido cuánto tiempo y qué vamos hacer, hay que escoger el lugar de destino. Esta elección también dependerá de si buscas realizar prácticas, mejorar tu nivel de inglés o visitar algunos de los países que son tendencia, aunque en la mayoría de países tienes las mismas oportunidades y sólo hace falta que decidas cuál te gusta más o cuál es más económico.

En último lugar, lo necesario para preparar tu viaje es atender a todos los trámites burocráticos con tiempo para realizarlos con la suficiente antelación. Cada país tiene sus propios requisitos para entraren él y permanecer allí una temporada, la información está disponible en la Embajada o Consulado del país de destino, además allí podrás pedir el visado que necesites para viajar y poder permanecer en el país.

Ahora sólo queda decidir el destino y... ¡disfrutar del viaje!