¿Qué es lo más fácil y lo más difícil de estudiar online?

¿Qué modalidad es mejor?, ¿estudios presenciales u online?, Estas preguntas se las hacen muchos estudiantes cada año. No hay una respuesta más correcta que otra, simplemente son diferentes y cada una de ellas se adapta mejor a las necesidades de cada alumno.

24 Julio 2018

¡Planifica el tiempo!

 

La educación ha experimentado un cambio, ahora puedes realizar el estudio que deseas sin acudir presencialmente a las clases ni desplazarte. Este hecho ha cambiado la mentalidad de mucha gente ya que para algunos supone miedos, pero no hay que tenerlos, solo hay que cambiar el chip porque ahora ya no estás delante de un profesor para preguntar todas las dudas que tengas, sino que todo se hace virtualmente. Las personas que estudien a distancia tienen que sacar un hueco al día para poder repasar, investigar y dedicar tiempo al estudio que se está cursando.

La organización del tiempo es una parte fundamental y a la vez un arma de doble filo en este tipo de estudios. Eres tú el que decide cómo, cuándo y dónde estudiar, pero a la vez tienes que tener una estrategia bien diseñada para presentar los trabajos y llegar a tiempo a los exámenes. Por esta razón hay que tener un interés especial por el estudio que se realiza, ya que el tiempo es oro.

Los avances tecnológicos han facilitado la realización de la modalidad online y así se ha convertido en una buena opción para continuar estudiando. El campus virtual está diseñado para que estudiar desde cualquier parte sea dinámico e interactivo. Además, los estudios online son igual de válidos que los presenciales y las empresas lo valoran mucho, de hecho ellos mismo ofrecen formación a distancia a sus empleados.

Los estudios online no son para ti si piensas que esta modalidad va a ser más llevadera que la presencial. El hecho de que aporte más facilidades no significa que sea más sencillo, ya que si no existe un plan y una organización previa todo se complica. El estudio no significa dedicarle el tiempo que te sobra, sino invertir parte de él para llevarlo todo al día y que salga bien porque nadie estará detrás de ti diciéndote lo que está bien y lo que está mal.

A modo de conclusión cabe destacar que si se quiere estudiar a distancia es importantísimo tener en cuenta la planificación, los horarios y la estrategia a seguir durante el curso. Si estas tres cosas funcionan todo marchará sobre ruedas.