Series de éxito "Made in Spain" en plataformas online

Las series españolas están experimentando su época más dorada hasta el momento. Las creaciones de ficción están consiguiendo alcanzar aquello que nunca ha caracterizado en general a las series españolas: buena calidad.

14 Febrero 2019

Nuevas maneras de ver series online

Nos hemos adentrado en una generación que utiliza nuevas técnicas, plataformas y en definitiva, medios diversos que hace unos años no existían. Los creadores de ficción han sabido adaptarse y aprovechar perfectamente esta etapa y crear contenido en función de las necesidades del espectador.

En los últimos años la ficción televisiva española ha llegado a alcanzar un éxito rotundo. Las cadenas de televisión como Antena 3, TVE o Telecinco han aportado productos de gran calidad que han fomentado este crecimiento, pero la aparición de plataformas como Movistar+ o Netflix han hecho que estos productos crucen las fronteras y se conviertan en éxito “Made in Spain”.

Las series televisivas ya no buscan simplemente ser algo aceptable para todos los públicos y que se quede ahí. Ya no existe el miedo a un guión que se considere “inapropiado” para el Prime Time o momento en el que más gente ve la televisión, que es por la noche. El cambio social también ha influido en que ahora el espectador busque algo más, algo que le haga pensar y sentir, involucrarse en la historia.

Ahora las series españolas se parecen más a esas grandes producciones que tanto admiramos. Están cargadas de tramas fuertes, inesperados cambios de guión y son capaces de enganchar al espectador queriendo saber más y más.

Pero si hay alguna serie que ha conseguido llevar la ficción española a la cima, esa ha sido “La Casa de Papel”. Se emitió en Antena 3 como producción de Atresmedia, pero ha conseguido hacerse con el primer puesto en ser la serie más vista de habla no inglesa en la plataforma de Netflix, después de que esta se hiciese con los derechos.

En definitiva, el cambio de era tecnológica y el cambio en la mentalidad de los espectadores han sido muy provechosos para la ficción española, aprovechando cada elemento de la mejor forma para conseguir productos de una calidad que supera nuestras expectativas.