Técnicas para no fracasar en los estudios online

La modalidad online ha ido cogiendo más fuerza en los últimos años, pero esto no quiere decir que no haya motivos que lleven a un estudiante a abandonar por desmotivación. Muchos centros formativos no son conscientes del gran desinterés que puede llegar a mostrar un alumno por falta de atención y por ello se debería de poner solución inmediata.

30 Mayo 2018

Evita el fracaso en los estudios online

Los estudios online han revolucionado la educación por su gran tendencia al alza. La flexibilidad horaria, la comodidad, el ahorro económico que suponen frente a los estudios presenciales y la gran competitividad que existe en el mercado han hecho que una gran cantidad de personas se decanten por esta modalidad.

Gran parte de estos estudiantes están en búsqueda de trabajo o desean mejorar sus condiciones laborales. En múltiples ocasiones la falta de tiempo, las situaciones personales y otros motivos generan graves problema para ellos que suelen abandonar. Los centros deberían analizar detalladamente el motivo de la pérdida de sus alumnos para poder ofrecer la mejor solución.

La mayoría de las personas que cursan estudios a distancia suelen ser muy optimistas. Este hecho puede ser un arma de doble filo, ya que los alumnos se confían porque ven que tienen demasiado tiempo para estudiar y lo van dejando, pero cualquier estudio online necesita de los esfuerzos y el compromiso adecuado para seguir avanzando correctamente y no acabar abandonando el barco.

Para que el alumno mantenga su interés es muy importante la figura del tutor personal. El apoyo de una persona que te mantenga actualizado, que pueda solventar dudas y problemas, que te ofrezca su apoyo… son algunas de las razones fundamentales por las que un estudiante quiera continuar y no tire la toalla.

La comunicación en muchas instituciones no suele ser muy efectiva con los profesores, por eso debería de haber un feedback inmediato y que el modelo de educación se vaya actualizando y adaptándose a las necesidades de los alumnos, que al fin y al cabo son la máxima prioridad. Dejar atrás el contacto meramente online es un gran avance, ya que muchas veces hay dudas que no se pueden solventar a través de una pantalla.

Durante los años académicos que dura una formación online, la mayoría de los estudiantes suelen abandonar en el primer cuatrimestre ya sea por falta de tiempo o porque el alumno se da cuenta que no es lo que esperaba. Entre los estudios a distancia, los grados suelen ser los que tienen mayor tasa de abandono. Muchos son los que piensan que la modalidad online es mucho más fácil que la presencial, pero lo que no saben es que un alumno que estudie a distancia tiene más obligaciones que un estudiante que acude a clase todos los días.